José Maria Silva

El fotógrafo de Carlos Gardel: José Maria Silva

Hoy descubriremos a José Maria Silva, el fotógrafo de Gardel. El retrato de Gardel realizado por José Maria Silva en 1933 inmortalizó la imagen del Zorzal Criollo en el mundo entero al punto de convertirse en su icono personal.

José Maria Silva es un icono de la fotografía en Uruguay. Fundador de la Asociación de Fotógrafos Profesionales del Uruguay y defensor incansable de los derechos profesionales de éstos, trabajó en una época donde este arte era incipiente y adquirió gran renombre en el Río de la Plata.

Nació en Galicia, España, justo el año en que su padre muere luchando en la guerra de Cuba, 1897. Seis años más tarde su madre decide emigrar para buscar un nuevo pasar en Uruguay, donde comenzó a trabajar como lavandera, costurera y otros menesteres.

El fotógrafo de Carlos Gardel: José Maria SilvaEl fotógrafo de Carlos Gardel: José Maria Silva

Entro los clientes que su madre disponía se encontraba la familia Ucar, quines eran los dueños de “La Fotografía del Indio”.

Con tan solo 14 años José Maria Silva necesitaba de un trabajo y fue entonces que recaló como mandadero del negocio de los Ucar. Allí entablaría una entrañable relación con dicha familia y aprendería todos los secretos de su futura profesión. Además conoció en “La Fotografía del Indio” a su esposa Rosa.

Para 1919 decide, gracias al apoyo de Rosa, independizarse e inaugurar su propio estudio fotográfico. Dos años antes había conocido a Carlos Gardel, un personaje que tendrá un lugar muy importante en su vida. Su estudio se llamaría Foto Silva y el eslogan sería: "Foto Silva, el fotógrafo de los artistas y un artista entre los fotógrafos".

Eran épocas en que la fotografía era el principal medio de comunicación visible y José Maria Silva adquirió notoriedad gracias a sus excelentes técnicas aplicadas a la toma y el revelado. El retrato era el trabajo principal por aquello entonces y Silva era el retratista de los famosos del espectáculo y la creciente clase media.

Pero José Maria Silva no se dedicó únicamente a los retratos, colaboró con la revista “La Semana” y el diario “El Día” de Uruguay, trabajó para la editorial Atlántida de Buenos Aires y sus fotos eran publicadas en revistas como “El Gráfico”, “Para Ti” y “Atlántida”, entre otras. Además realizó la cobertura del Campeonato Mundial de Fútbol de 1930.

Foto Silva permaneció abierta hasta 1994, año en que él y su hijo deciden cerrarlo. El 3 de enero de 2000, victima de una neumonía, José Maria Silva dejó de existir a los 102 años de edad, pero su arte perdurará por siempre en las imágenes únicas que solo él ha podido registrar.

José Maria Silva y Carlos Gardel

La historia entre José Maria Silva y Carlos Gardel comenzó un día de 1917, cuando el Zorzal Criollo, por ese entonces conocido como ‘El Morocho’, ingreso junto a José Razzano en el local de “La Fotografía del Indio”. Como no podía ser de otra manera quien los atendió fue el joven José Maria Silva y estos dos muchachos que integraban, por aquel entonces, un dúo fueron fotografiados por él.

En adelante consolidarían una amistad que perduró hasta el nefasto accidente que quitó la vida a Carlos Gardel el 24 de junio de 1935 en Medellín, Colombia.

Tras aquella primera visita Gardel volvería a visitar a “Silvita” (como el gustaba apodarlo), recurriendo a su oficio.

En 1923 posó ante el lente de José Maria Silva vestido de gaucho, cinco años después volvió a su estudio previo a un recital que daría en el gran Teatro Solís y finalmente Carlos Gardel acudiría a Silva en 1933 para solicitarle un encargo de 100 retratos, que llevaría a su próxima gira por Europa.

El retrato revelado se convirtió finalmente en la fotografía más conocida de Gardel, el icono más asociado al “Morocho del Abasto”, así como Korda inmortalizó la imagen del histórico guerrillero Che Guevara en 1960.

El retrato fue tomado con una cámara de pedestal y caja de cedro Semicentenial Stand Kodak, que estaba dotada de un objetivo Dallmeyer.

José Maria Silva
El fotógrafo de Carlos Gardel: José Maria Silva

La imagen había quedado fantástica y luego de Europa Gardel voló hacia New Cork, donde tuvo que encargarle 400 copias más del retrato. A Gardel le habían encantado las imágenes y en cada una de sus presentaciones exigía que estuviesen las imágenes de José Maria Silva.

Años después Silva se refirió a Carlos Gardel diciendo lo siguiente: “Él dejaba que el fotógrafo hiciera lo que quisiera; era distinto a otros artistas que creen que saben todo y no saben nada, porque no es lo mismo estar en el teatro que sacarse una fotografía... Gardel era tremendamente fotogénico y tenía una extraordinaria condición para posar, lo que hacía mi trabajo fácil y gratificante. Su sonrisa le iluminaba toda la cara.”

Mano a mano” es uno de los tangos clásicos que interpretó el Mago Carlos Gardel. La letra es una creación del poeta Celedonio Flores, siendo uno de los pocos tangos que fueron compuestos en una métrica de “quintentas”.
Calificación:
Recomendamos Leer

Mano a mano” es uno de los tangos clásicos que interpretó el Mago Carlos...

Mano a mano” es uno de los tangos clásicos que...
El tango “adiós muchachos” es uno de los grandes...
Uno de los misterios no resueltos en la vida de Carlos...
0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse